Publicado 10 abril 2007

Firma Invitada:
Mi princesa (digo, mi iPod) está triste, qué tendrá mi iPod?

Por: Zobeida Ramirez

Sad iPod

Nunca le había pasado!!! Estaba aterrorizada… Ella, que es una extensión de mí, que por más de 3 años me acompaña cada segundo de mi vida llenándome de 20 Gigas de mi pasión…la música, ella, mi iPod de repente estaba triste, tan triste que no tenía fuerzas para brindarme sus 20 Gigas de música!!

Qué iba a ser de mí sin ella? Qué terriblemente sola me sentiría en las largas esperas de los bancos, de los consultorios médicos, del súper…y lo peor…me aterraba la idea de, en el salón de belleza, tener que darme las charlas sobre hijos, maridos, amantes, Brad Pitt y la Jolie, la pena de la Princesa de Asturias, los comentarios de los últimos Casandras….Eso era demasiado!! Tenía que ayudar a mi iPod a salir de su tristeza!

Me interné en Internet. Le pregunté a Google, a Technorati, a Apple Support…Me dijeron:. reseatéala, dále menú y play simultáneamente, presiona forward y rewind juntos, póngala en hold luego unhold…hice todo lo que me dijeron, pero no fue suficiente. Mi iPod seguía triste.

Aterrada, recurrí a mis amigos Apple addicted. Una de ellas, Carmen Nova, inmediatamente me envió tres enlaces que me ayudarían a rescatar a mi iPod. El primero me pareció tan absurdo y doloroso que lo obvié y traté con los otros dos. Se repetía la historia: resetéala, dále menú y play simultáneamente, presiona forward y rewind, hold y un hold y más todavía…”si su iPod es generación 1, 4, 5″…qué se yo de generación!!! Hice todo y nada…mi iPod seguía triste. Es más, empeoró.. ahora además de triste aparecía una nueva indicación: esta carpeta diciendo que mi iPod tenía el programa equivocado!!! No, no era posible…estaba bien durante más de 3 años, cómo que ahora está equivocada????

Me armé de valor y volví al primer enlace. Era mi último recurso. Mientras más lo repasaba más aumentaba mi preocupación. Este enlace recomendaba golpear a mi iPod!! Si, así mismo, golpearla, estrellarla!!!! No tenía otra alternativa…miré al piso…era de madera y tenía alfombra…por suerte no se iba a dar tan duro. Tomé mi iPod, levanté mi mano derecha y con todo el dolor de mi alma la estrellé en el piso!!!!

No podía creerlo…no saltaron los pedazos, como me había imaginado….todo lo contrario: mi iPod había revivido…ya no estaba triste…volvió a ser mi iPod, mi princesa de 20 Gigas de nuevo…..Como me indicó ese primer e increíble enlace, la conecté a mi PC, la restauré y volví a reinstalarle mis 4,867 canciones. Hace ya una semana que seguimos disfrutando mi iPod y yo nuestra gran pasión…la música!! Con esta experiencia reafirmé que a veces las situaciones dolorosas son las que nos hacen reafirmar nuestros valores!!!

Zobeida Ramírez

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)