Publicado 11 enero 2008

Twitter: la adicción a una comunidad

Twitter LogoEl 2007 fue el año de Twitter (1|2|3): una aplicación que te permite con menos de 140 carácteres responder a la pregunta: ¿Qué estás haciendo?.

En principio, contestar esta pregunta puede parecer un tanto vanal o una pérdida de tiempo, convencida por lo que explica José Luis Orihuela de que “las primeras preguntas que solemos formular a una nueva tecnología no suelen ayudarnos a comprenderla, pues están formuladas desde la cultura de las tecnologías anteriores“. Lo mismo me pasó a mí.

Sin embargo, durante estos últimos meses en los que he integrado Twitter a mi vida digital, he encontrado en esos 140 caracteres una magia especial que se transforma y cambia constantemente sus dimensiones a: conversaciones a medida que conecto con personas que conozco o no de forma personal o virtual y aprendo sobre los intereses que nos unen; a ecosistema social logrando interacción entre los distintos espacios virtuales a los que pertenezco (blog facebook twitter dandelife) y entre los distintos canales que uso (celular / email / chat / escritorio virtual /…); a comunidad de conocimiento; a sala de chat o simplemente a un espacio libre por el que simplemente paso, entro y salgo, comento o interactúo con otros usuarios, de acuerdo a mi propio tiempo y ritmo.


(Imagen: Logic+Emotion)

Es por ello que gran parte del encanto de esta aplicación está en que su uso, lejos de simplemente informar literalmente a cada minuto qué estamos haciendo, sirve a toda una comunidad para:

  • Dar seguimiento a eventos y actividades: especialmente aquellos vinculados con tecnología como son Web 2.0 Expo, Evento Blog España 2007, Twitmad (encuentro de twitteros en Madrid);
  • Estar enterado sobre las últimas noticias: tal es el caso reciente de la tormenta Olga en nuestro país o del asesinato de Benazir Bhutto o la adquisión de Jaiku de parte de Google – competencia del propio Twitter -, los cuales se han dado a conocer de forma mucho más rápida a través de este canal, que por los medios tradicionales;
  • Compartir ideas y pensamientos: para escuchar. Un buen ejemplo es el caso de Jeremiah Owyang, analista senior de Forrester Research quien utiliza de forma activa Twitter para obtener retroalimentación sobre ideas e intereses, desde redes sociales, marketing hasta música, y que con solo un tweet (como se le llama a cada mensaje en Twitter), obtuvo más de 400 comentarios en su blog y 50 seguidores nuevos;
  • Reforzar las relaciones con l@s amig@s: antes eran las cartas, ahora son los emails para los que no tenemos el tiempo. Sin embargo, la inmediatez de los mensajes cortos nos permiten comunicarnos de forma más rápida que si escribiéramos mensajes largos, y por tanto la comunicación puede ser mucho más fluida y frecuente;
  • Hacer networking: En Twitter se encuentran numerosos líderes de opinión, columnistas, emprendedores, docentes, reconocidos blogueros, profesionales, y la sencillez con la que podemos “seguir” a otros usuarios de la red, abre un nuevo mundo de conexiones a nuestro alcance. ¿De qué otra manera pudieramos conectar con personas como @earcos, @scobleizer, @jowyang, @jjmerelo, @loiclemeur, @martinvars, @TomRaftery, @mancini, @jfreire, @chriswebb, @edans, @dariogallo, @genisroca, @octaviorojas, @jlori, @guykawasaki, @netliving y otros tantos más – todas de referencia obligada- para aquellos que desean seguir el pulso de internet, las redes sociales y la comunicación? En este sentido la facilidad para añadir a otros “tuiteros” es una manera no invasiva para acercarse y conectar con sus mentes; 
  • Descubrir nuevas páginas: Twitter se ha convertido en una especie de favoritos compartidos donde además dejamos brevemente nuestra opinión en tiempo real sobre esa web o blog que estamos viendo o acabamos de descubrir; y
  • Sustituir el chat: para interactuar con aquellos conectados de forma sincrónica o asincrónica y obtener otros puntos de vista de manera inmediata o posterior.

Todas estas razones le han ganado a Twitter una rápida aceptación y crecimiento, y es un servicio que esperemos siga dando sus frutos. La inmediatez y la simplicidad conceptual y técnica son probablemente la fórmula adictiva que le han ganado el éxito en tan poco tiempo. Creo que aún hay espacios de mejora, especialmente de cara a la implementación de este tipo de herramientas como forma de comunicación para las empresas (mensajes para grupos de personas específicasbúsquedas de términos, entre otros…), pero no deja de representar una gran oportunidad para estar mejor conectados: personas, sociedades y empresas.

Si deseas agregarme a tu Twitter, aquí está mi perfil.

Otros artículos de interés, adicionales a los citados anteriormente:

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)